El análisis es uno de los actos más revolucionarios del momento

análisis

Hace poco estuve en una conferencia en la que la Universidad Rey Juan Carlos I invitó a Lord Butler, a hablar sobre el proceso de la inteligencia, en concreto sobre los fallos detectados en los informes presentados al parlamento británico, que propiciaron la guerra de Afganistan. La ponencia versó sobre el informe que redactó y las lecciones que se aprendieron en ese momento sobre los hechos ocurridos.

Este post no irá de ese análisis, puesto que pretende ser un artículo que llame la atención sobre los principales aspectos que hay que tener en cuenta, en base a los aprendizajes de los errores pasados, a la hora de tomar decisiones y realizar un adecuado análisis de inteligencia.

El análisis que bien te quiere te hará llorar

Una de las primeras sorpresas que nos llevamos cuando le oímos hablar, es que la Inteligencia no debe de satisfacer, al menos en todo, al peticionario de la misma. La inteligencia debe aportar la información que el decisor necesita, más allá de que sea la que ha pedio, o la que cree que debe tener. Quizás este sea uno de los principales problemas a la hora de trabajar estos informes, porque como dice el dicho, “para un martillo todo son clavos” (Ley del Martillo de Oro). Pero la verdad puede ser otra, y habrá que explicar al decisor que existen múltiples herramientas para trabajar la información que se le da, no sólo martillos, o al menos, para que pueda valorar otros puntos de vista no identificados hasta ahora. Es un grave error dar toneladas de información en un solo sentido sólo porque sea lo que pidió el decisor.

El proceso de Inteligencia

Si tuviéramos que definir qué es la inteligencia, y de entre las miles de definiciones que existen, en concreto para este punto, me quedaré con esta: “La inteligencia es el proceso de generación y comunicación de conocimiento nuevo, veraz y ajustado a las necesidades y los requerimientos de un usuario, a partir de la obtención y la transformación de la información apropiada”.

Los principales pasos para conseguir un análisis de inteligencia, según Lord Butler, son:

Validación

De toda la información que se obtiene, independientemente de la fuente, es necesario identificar si tiene o no una base genuina. En caso contrario, el resto del proceso, está abocado al fracaso, puesto que se construirá en base a información que no será veraz. Para realizar una adecuada validación hay que evitar:

  • Los analistas encargados del proceso de validación no pueden tener intereses en algún aspecto concreto que pueda contaminar el trabajo.
  • Las cadenas que recopilan la información son tan fuertes como el eslabón más débil, y los informes de este tipo requieren de mucha seguridad por las implicaciones que conllevan. Una de las mejores prácticas sería separar los analistas de validación de los de evaluación.
  • Muchas veces solemos utilizar los expertos en fases posteriores del análisis, pero es un gran error no incluirlos en las fases de validación, puesto que es fundamental centrar bien el tiro y construir de forma sólida. Es bueno usar su experiencia y conocimiento.
  • En los procesos de validación, al igual que en la siguiente fase, puede que no se llegue a acuerdos globales, y pese a que el proceso continúe, se deben registrar adecuadamente todos los puntos de vista o discrepancias, vitales para poder analizar nuevamente las informaciones.

Análisis

Donde se pretende analizar si el los hechos que creen ser ciertos tienen significado. Es necesario saber cuál es la conclusión y si hay evidencias o no del hecho concreto. En este caso, los principales errores que ocurren son:

  • Las malas interpretaciones de los hechos observados. Los detalles son muy importantes, y las interpretaciones de ellos pueden dar lugar a grandes equívocos, por eso el conocimiento en detalle de la materia tratada es fundamental.
  • Hay que evitar las creencias erróneas y utilizar adecuadamente las palabras para evitar malas interpretaciones. Construir un análisis utilizando palabras incorrectas podrá generar una mala evaluación.

Evaluación

Cuando se analiza el hecho si el informe es verdadero y qué significa, sacamos la conclusión, ahí es donde se presenta la conclusión en base al análisis de inteligencia. Es importante evitar los siguientes aspectos en esta fase:

  • Los procesos de evaluación no deben tener injerencias del pasado o presuponer nada. No se puede partir de acusaciones prestablecidas, hay que evaluar los hechos de forma independiente.
  • Es necesario pensar que a veces la lógica de los hechos es precisamente el objetivo que se busca para evitar conocer la verdad. Es importante valorar todas las posibili
  • Muchas veces nos imaginamos que nuestra diana, nuestro objetivo, es igual que nosotros y que hará los pasos que creemos lógicos, o que nosotros haríamos, pero es un error. Pensar ese tipo de actuaciones puede hacer que estemos dejando de analizar otras posibilidades, igualmente plausibles, puesto que no tiene por qué seguir nuestros pensamientos.
  • Hay que tener cuidado en utilizar evaluaciones de otros informes de inteligencia, puesto que si nos basamos en ellas, podríamos incurrir en errores producidos por no haber validado o analizado adecuadamente esos informes. Introducir datos que no hayan sido adecuadamente cotejados, introducirá informaciones que pueden no ser fidedignas.
  • Hay que evitar el pensamiento de grupo. No porque todos crean una opinión no debemos darla igual. Es bueno evitar este tipo de ideas, y dejar libertad de acción y pensamiento al grupo. ES muy probable que el equipo se deje influir por las opiniones de sus “amigos”.
  • Las presiones políticas o de la dirección no pueden interferir en el proceso de evaluación, puesto que si se requiere un análisis de inteligencia es porque se busca un producto útil y real, y no una simple palanca de presión o justificación interna.
  • Las presiones temporales son igual de negativas para un correcto proceso de evaluación, pese a que suelen ser normales, dadas las implicaciones estratégicas que tiene el objeto del análisis. En cualquier caso, los decisores deberán tomar la decisión, esté o no terminado el análisis, porque a veces el tiempo es crítico, pero eso no implica que el proceso se vea comprometido, sino que el informe presentado, hasta donde de tiempo, sea real y fidedigno, para que el decisor pueda valorar los datos y la evaluación y decidir qué acción tomar.
  • Hay que entender que hoy en día ya existen estudio universitarios en el ámbito de la Inteligencia, pero también es necesario comprender que es fundamental la experiencia y conocimiento de los analistas, y cómo ambas partes son complementarias y necesarias.

Medición y control

Pese a que no está dentro del ciclo de la inteligencia clásico, la necesidad de realizar un análisis de los procesos realizados, debe ser una constante. Debemos entender y analizar qué falló, y qué se acertó, para retroalimentar los análisis futuros y analizar las prácticas que se deben seguir en el futuro.

Puedes valorar la entrada: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)

Cargando…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.