“SICUR” y “SICUR CYBER”. El ayer y el, casi, hoy

La conciencia actual de la Ciberseguridad se integra, poco a poco, en la sociedad española. Este podría ser uno de los titulares que describirían la situación actual, de la conciencia de la importancia de la Ciberseguridad, tras volver de la feria de la seguridad más importante del país, SICUR. La experiencia, como siempre, ha sido buena, pero por desgracia, no ha sido todo lo disruptiva que prometía.

El conocimiento de la cultura española ya lo pintó Forges

Es curioso cómo te viene a la cabeza el inicio de un post, en mi caso, el presente artículo surgió de una de las pequeñas desilusiones que te da la vida, afortunadamente de las profesionales, que suelen doler menos que las otras ;-). Como decía Forges, el español no es que sea pesimista, es que tiene la firme convicción de que el asunto que se plantee va a salir mal. Para prueba un botón, si os acordáis de ese momento en el que Antonio Rebollo dispara una flecha para encender el pebetero, sí, ese en que se te cortó la respiración y dijiste, “No, si ya verás tú como…” sin lugar a dudas no hubo un solo español que no apretara los dientes, y eso no es precisamente por ser optimista 😉

“Ya vamos paralelos…”

Para centrar el tiro, y volviendo al hilo argumental, llevamos años asistiendo a múltiples eventos y foros donde se nos habla de la necesidad de la Ciberseguridad en nuestra vida diaria. Afortunadamente la situación actual dista años luz de la de hace unos años, pero sí es cierto que no avanza todo lo rápido que debería. SICUR, una de las más antiguas e importantes ferias de seguridad (lleva ya 21 ediciones), ha lanzado este año una importante actualización hacia el mundo de la Ciberseguridad. Pese al gran esfuerzo realizado, a pesar de mi gran optimismo en este aspecto, dado que por fin tendríamos un evento integral que uniera la seguridad física, la lógica y la formación/concienciación de las personas, siento decir que todavía le queda por trabajar. Tenía mucha expectación en esta unión y fusión de materias, expositores y confrontación con los problemas actuales, pero todavía se necesita más tiempo para se encuentren estos mundos.

Comentando estos y otros “optimistas” 😉 pensamientos con una gran amiga, me ha dado un argumento imposible de rebatir; ambos mundos (en concreto el físico y el lógico), al menos, ya no son divergentes, ya son paralelos, y eso es una gran noticia para la forma de ser de los españoles, que nos cuesta mucho ser optimistas ante los cambios y las nuevas formas de pensar. A lo mejor no hemos perdido del todo esa ilusión, y este evento comienza a aportar nuevos hechos en los que confiar.

Los expertos no son sólo para enseñarlos, también se les puede contratar

Este año SICUR ha traído muchos expertos en materia de Ciberseguridad,  pero todavía se echa en falta que las firmas que presentan sus productos, TRABAJEN con expertos en Ciberseguridad. Parece como si el problema de la Ciberseguridad lo fueran a arreglar unos pocos, cuando realmente el problema, para enfocarlo bien, tiene que partir de la totalidad de la sociedad, creciendo desde dentro, con productos y servicios más seguros. Productos en los que desde el proceso de su fabricación, la instalación, la operación y el mantenimiento posterior sean totalmente seguros ante posibles “ciberataques”, que como buen español ;-), seguro que sufrirán.

No es oro todo lo que reluce

Cuando hablamos de los ciberataques, muchas veces tendemos, como buenos españoles, a pensar que todo lo malo que ocurre en la informática, es un ciberataque. Realmente deberíamos entender la procedencia de los mismos, o mejor, la intencionalidad de los mismos. En la mayor parte de los casos, ha sido una mera lotería, que aprovechando las deficientes medidas de seguridad implantadas, ha entrado y “me ha tocado”. En cualquier caso muchas veces nos gusta echarle la culpa a cualquier cosa menos asumir la responsabilidad de las acciones que realizamos.

La mayor parte de las personas piensan que ellas no tienen nada de valor en su información, y que no van a sufrir ningún ataque. Pero atendiendo a nuestras raíces, “No, si ya verás tú como… uno de esos bichos que inundan el ciberespacio te entre”. No es cuestión de intención, es simple probabilidad, y esa probabilidad es mucho mayor que la lotería.

La estrategia que persigue SICUR está bien desarrollada, y sólo hay que darle tiempo, pero ayudaría mucho que todos trabajáramos por hacer más seguros nuestros entornos, de forma física, lógica y educativa.

Deja un comentario