Prevenir el robo del coche

Siempre creemos que no nos va a tocar, pero las estadísticas existen porque siempre hay gente que le toca. Prevenir el robo del coche, no te garantiza que no te lo vayan a robar, pero como en todos los demás ámbitos, la seguridad consiste en poner los controles de prevención suficientes para que:

  1. El “ajeno” piense que es más fácil agenciarse otro.
  2. El riesgo de ser descubierto sea demasiado elevado por los sistemas de alarma que tenga.

Consejos para evitar robos

  • Si dejas el coche en la calle… intenta aparcarlo siempre en lugares iluminados y concurridos.
  • Si aparcas en la calle, coloca un antirrobo de forma que quede bien visible -un ladrón siempre optará por robar otro vehículo que no lo tenga instalado-. Una buena opción son las barras que bloquean el volante o las que unen el volante y los pedales.
  • grabar lunas previene roboGraba el número de bastidor y la matrícula del coche en las lunas: te costará menos de 50€ en empresas como estas. Así, aunque te roben el coche y modifiquen el número de bastidor, o falsifiquen la matrícula, los números nunca coincidirán con las cifras grabadas. Tener que cambiar todos los cristales les costará tanto dinero a los ladrones que tal vez no les compense robar tu vehículo. Incluso puedes grabar las llantas de aleación.
  • Instala un cortacorriente:  desde 50 Euros se puede instalar un interruptor en algún lugar escondido del coche. Las propias cosas podrías llegar a hacerlo.
  • Existen dispositivos de geo-localización:  de esta forma podrás conocer en todo momento el lugar del vehículo, así como incluso cortar energía. Hay muchos tipos, desde los que compras en DX o Aliexpress, hasta los de empresas profesionales que incluso van por señales de radio.
  • Poner pegatinas de alarma: exista o no, puede ser otro consejo para decantar al ladrón por otro vehículo.
  • Siempre que salgas del vehículo: quita las llaves del contacto, bloquea la dirección y asegúrate de cerrar el coche. Hazlo aunque se trate de un tiempo mínimo, por ejemplo, para repostar, comprar el periódico.
  • Cierra siempre tu vehículo usando la llave y no el mando a distancia. Así, los ladrones no podrán interceptar y copiar el código del mando con el que podrían abrir tu coche. Recuerda seguir este consejo “especialmente en sitios con gran afluencia de público“, en ellos, los ladrones actúan con mayor frecuencia.
  • Asegúrate de que tu coche siempre tenga la última versión de la centralita: en algunos casos pueden sufrir vulnerabilidades que permitan a los ladrones arrancar el coche con un ordenador.
  • Nunca dejes en el interior del vehículo y a la vista objetos “golosos” (como bolsos, carteras, móviles, abrigos). Si ve algo que pueda vender rápida y fácilmente, un ladrón se “interesará” más por tu coche.
  • Ojo, si acudes con el coche a grandes acontecimientos -partidos de fútbol, ferias- o lugares públicos con abundante afluencia de gente -centros comerciales, estaciones de tren, aeropuertos-: son los lugares favoritos de los ladrones. En los párkings de estos lugares, intenta estacionar siempre, y por seguridad, cerca de la garita del guardia, o en los pasillos de acceso por lo que circulan los coches, está más expuesto y puede que prefiera no arriesgarse.
  • Si estacionas tu coche en un parking, jamás dejes el ticket en el interior del vehículo. Facilitaría que el ladrón lo sacara de las instalaciones sin que nadie pudiera sospechar que lo está robando.
  • Si te vas de viaje o no vas a utilizar el coche durante una temporada Intenta no dejarlo aparcado demasiados días en un mismo lugar -podrías pedir a un amigo /pariente que lo mueva de vez en cuando; llévate ‘los papeles’ a casa.
  • En ciudad, circula siempre con los seguros de las puertas bloqueados y con las ventanillas cerradas. Evitarás la posibilidad de que, por ejemplo en un semáforo, te abran la puerta -o metan la mano por la ventana del vehículo- para robarte algo del interior o, incluso, que te saquen de un empujón y se lo lleven.
  • Si tu coche lleva llantas de aleación, instálale unos tornillos de seguridad -son disuasorios-. Cuestan desde 25€ y puedes comprarlos en tu concesionario o en tiendas del automóvil.
  • No dejes llaves, documentos personales, mandos a distancia en el coche. En caso de robo tendrán la dirección de dónde vives.
  • Siempre es aconsejable tener toda la documentación fotocopiada y/o escaneada para en caso de necesidad poder recurrir a ella.

En caso de Robo de coche

  • seguro coche¿Qué tengo que hacer si me roban el coche?

Si estás seguro de que te han robado el coche (comprueba que no se lo ha llevado la grúa, que a veces pasa), tienes que poner una denuncia en la comisaría de policía más cercana. Posteriormente, tendrás que dar parte a tu compañía de seguros, haciéndoles llegar una copia de la denuncia presentada. Puede que el coche no aparezca nunca, pero en el caso de que apareciese, deberás volver a la comisaría para poner la contradenuncia y el boletín de recuperación del vehículo. Ambos documentos los tendrás que remitir también a tu compañía para que tramite el cierre del expediente y la indemnización que pudiera haber quedado pendiente.

  • Indemnización por Robo Parcial

En este caso tu compañía te abonará únicamente los daños causados al robarte partes integrantes de tu coche. Cada una de las partes dañadas se valora de manera independiente y de acuerdo con el importe que cuesta reponerlas o repararlas en el momento del accidente.

  • Accesorios:
    • Accesorios de serie. Son accesorios originales de fábrica, como una puerta, el volante, un asiento, etc. Estos accesorios de serie casi siempre quedan cubiertos por nuestra póliza y nuestra compañía nos los indemnizará a valor de nuevo (lo que valgan en el momento del accidente). Todos los accesorios de serie se indemnizan completamente y a valor de nuevo, a excepción de los neumáticos, que tendrás que ver qué indican al respecto las condiciones de tu póliza, ya que hay compañías que no los cubren si no hay más daños, o que les aplican una depreciación y te pagan un importe inferior.
    • Accesorios no de serie. Se trata de accesorios no originales, que son instalados con posterioridad en el vehículo. Tendrás que consultar también las coberturas de tu póliza, pero normalmente es necesario declararlos y pagar por ellos un suplemento de prima para que queden cubiertos en caso de siniestro. Por ejemplo un GPS tendrá que estar expresamente declarado para que si nos lo roban nuestra compañía nos pague la indemnización por él.
  • ¿Merece la pena contratar la cobertura de robo?

Como todo, se trata de una decisión que tú deberás tomar personalmente, pero te recomendamos que la contrates. La parte de prima correspondiente a la cobertura de robo no suele ser cara, y más vale estar protegidos en caso de que nos roben una parte o el vehículo completo. Cuanto más nuevo o más caro sea tu vehículo, más atractivo será para los ladrones, pero aún en el caso de que no se trate de un vehículo de esas características, todos los días se roban coches de todo tipo. A nadie le gusta quedarse sin su coche y encima no ser indemnizado por ello, piensa si te pasara ahora y tuvieses que comprar un nuevo vehículo, probablemente ni lo tenías en mente, ni tienes el dinero preparado… Más vale prevenir que lamentar, te recomendamos que asegures tu vehículo contra el robo. Ojalá no te lo roben nunca, pero si sucede, al menos tu compañía tendrá que pagarte el valor del vehículo robado o de los daños causados y no te quedarás sin nada.

La seguridad es poner cuantas más barreras mejor. Pero no olvides que superarlas, hoy en día, es cuestión de tiempo.

¿Te ha gustado esta entrada valórala?: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)

Cargando…

Deja un comentario