Las penas con pan son menos

Las penas con pan son menos

Las penas con pan son menos, o eso parece, porque en el fondo siguen siendo las mismas. Muchas veces al día nos encontramos con situaciones en las que contratamos seguros, seguros del hogar por si hay un incendio y se quema la casa, aún así ponemos detectores de humo, podemos tener hasta extintores, y siempre revisamos el gas y la vitro para que no pase nada. Contratamos seguros para los móviles y las tablets, para que en caso de que se caigan y se rompan nos abonen algo de dinero, pero siempre les ponemos funda y colocamos en lugares seguros para que no se caigan.

La ciberseguridad es como el resto de las cosas, lo que ocurre, es que muchas veces equivocamos el protegernos adecuadamente con el hecho de que como tengo un seguro, ya da igual lo que pase. Lo que no solemos pensar es que, si se quema la casa, perderemos todas las fotos y videos de toda una vida, todos los regalos de los niños de clos días del padre o la madre, que si se rompe el móvil perderemos todas las conversaciones de WhatsApp con el novio o la novia, las fotos que no habíamos pasado al ordenador cuando estuvimos en esa bonita casa rural o la de la niña ganando la primera medalla de Yudo. En todos los casos, nos abonarán más o menos el importe del valor material, pero nadie nos devolverá lo perdido.

Del mismo modo, con los ciberseguros, pasa lo mismo. Te devolverán algo, pero no lo harán del todo. No digo que no sean buenos, sino que es la última opción para cuando todo falla. En el artículo veremos 3 tipos de seguros en función de los incidentes o problemas, pero no olvidemos un aspecto importante. Las aseguradoras tienen la manía de querer ganar dinero, y eso lo hacen cobrando a los asegurados y pagando lo mínimo imprescindible. Es un negocio más, y como tal su función es ganar cuanto más mejor, como el de todos los comerciantes.

Lo primero y fundamental es poner las medidas en tu organización, y en último lugar ser precavidos y utilizar los seguros de una manera lógica. Nunca olvides que el seguro no detendrá ningún ciberataque ni te ayudará a recuperar tu información, pero como decían los abuelos, las penas con pan son menos.

Origen: Ciberseguros: la última línea de defensa contra las amenazas cibernéticas en España

Deja un comentario