Por qué el cibercrimen no es un juego de niños

Es curioso que se nos ocurran mil cosas para hacer y preguntarnos qué hacen, cuando quizás, la manera más simple para evitar comportamientos desviados del camino correcto, que respete al resto de los ciudadanos y permita una adecuada convivencia con el mundo que le rodea, sea simplemente “EDUCAR” a nuestros hijos.

Si un niño se pasa horas en internet, la pregunta no sólo es dónde está metiéndose, la pregunta también es ¿por qué lo estoy permitiendo?. Hay muchas teorías en la educación de los hijos, miles de personas dicen una cosa y la otra, pero sinceramente, creo que no hay ninguna receta mágica, tan sólo haces lo que puedes y como puedes, esperando de corazón estar haciendo lo mejor para ellos. Pero de ahí, a permitir horas de internet al día, me parece necesario corregir comportamientos de forma drástica.

Creo que el título del post tiene una respuesta clara. Es un DELITO. En mi opinión es necesario en la educación enseñar a los hijos que, toda acción tiene una reacción, y que si somos capaces de hacer algo, somos responsables de las consecuencias que produzca, conduciendo un coche de forma imprudente, disparando un arma, defraudando a hacienda, cometiendo un cibercrimen…

Origen: Por qué el cibercrimen no es un juego de niños

Deja un comentario