Evalúa… pero sobre todo DECIDE.

El pasado Jueves estuve en el evento del ITSMF, y pese a que esa es otra historia que ya os contaré más adelante, quiero poneros en antecedentes del gran encuentro que tuve con una persona que me dio un consejo que me hizo pensar hasta ahora. Esa persona fue Arturo Marín.

No es el momento de desvelar ese consejo todavía, puesto que quiero poder introducir un símil para ponerlo adecuadamente en contexto. Así que si  tenéis un poco de paciencia os contaré una historia que ilustra, no sólo el gran consejo que me dio Arturo, sino también la forma que tengo de ver los proyectos.

Para ilustrar mi ejemplo, utilizaré un símil de una de las aficiones que tengo. Una salida a la montaña, y en todo camino son necesarias las siguientes fases:

ESCALADA

PROYECTO

Una ascensión puede ser un deporte muy bonito y muy peligroso, incluso mortal, si no se conocen bien las técnicas, la climatología que está por venir, la capacidad de uno mismo o simplemente la falta de planificación. Un proyecto no es otra cosa que el firme propósito de implantar un conjunto de controles, que o bien no están implantados, o bien no están en el nivel que deseamos estén. Nadie hace un proyecto para implantar unos controles que ya tenga en el estado que quiere 😉
  1. INVESTIGACIÓN
Debes de leer y conocer todo lo que puedas sobre lo que significa la montaña y sus peligros. Debes de preguntar a personas que ya hayan ido e investigar  en textos específicos qué es eso de subir una montaña. Debes aprender con diferentes tipos de material: libros, dvds, entrevistas personales, etc. No es lo mismo una parte del mundo que otra, investiga el lugar de la montaña que vas a subir. Conocer el estado del tiempo es fundamental, documéntate y aprende a valorar los cambios. Partiendo del hecho de que ya tenemos claro qué tenemos que hacer, y en qué ámbito debemos de aplicarlo, el siguiente paso es entender adecuadamente dónde nos vamos a meter. El ser humano es maravilloso, no deja de encontrar formas de cómo no hacer las cosas, así que aprovecha todo ese conocimiento e infórmate de que han hecho otras empresas y que lecciones han aprendido. Acude a eventos relacionados con el tema, pregunta a tus proveedores de confianza, lee en foros y libros, infórmate.

2. CONTROL Y MOTIVACIÓN

En la montaña es fundamental ser consciente de que deberás de valerte por ti mismo en caso de apuro, y que una mala decisión, o el vacilar en un momento dado puede dar al traste en el mejor de los casos, con tu escapa, y en el peor con tu propia vida. Capacidad al sufrimiento, positivista pero sin ser temerario, o ser capaz de resolver problemas rápidamente, son algunas de las  necesidades básicas en este viaje. Uno de los grandes problemas a la hora de comenzar un proyecto, es no tener el control del mismo antes de empezar. Es decir, debes de ser consciente de en qué momentos el proyecto entrará a ser parte de otras áreas o personas, y del control que podrás realizar sobre ellas. Por muy bien que quieras hacer las cosas, si no tienes suficiente apoyo de tu organización, el proyecto fracasará, así que debes estar preparado para los altibajos del proyecto.

cabaña 2

3. METODOLOGÍA

El conocimiento de las técnica a utilizar es indispensables antes de meterte en camino, por lo que debes de conocer:

•Escalada en hielo. Entrenamiento de seguridad en avalanchas. Paso suave. Uso de crampones. Las técnicas de auto-detención.

•Técnicas de cruce y rescate en grietas y puentes de nieve. Caminar sobre glaciar.

•Técnicas de primeros auxilios básicos y las señales de rescate.

•Técnicas de supervivencia, relajación y control.

• Conoce los síntomas de falta de oxígeno, el agotamiento y la hipotermia.

Existen multitud de técnicas de gestión de proyectos tradicionales como  PMBOK y PRINCE2, pero últimamente existen técnicas de gestión de proyectos como SCRUM, u otras del tipo: Dynamic Systems Development Method (DSDM). Extreme Programming (XP): La metodología ágil más radical y popular. Agile Modeling: Metodología para el modelado que se encuentra alineado con los principios del desarrollo. Feature Driven Development (FCC): Metodología de desarrollo de software orientada a la generación de valor para el cliente.

El verdadero problema reside en encontrar la metodología que más cuadre con la personalidad de los responsables del proyecto y la empresa, puesto que buena parte del éxito residirá en este aspecto. Siempre son personas las que gestionan proyectos y procesos.

4. HERRAMIENTAS

Son uno de los aspectos más importantes del alpinista puesto que en más de una ocasión deberás de poner tu vida en su calidad de material y adecuación al terreno. Puedes comprarlo o alquilarlo, solo que este último es más inseguro dado que no has tenido tú el control desde el inicio. Si bien es cierto que para probar si te gusta o no la escalada es la opción más rápida y barata.

El peso del equipo es el siguiente problema para un alpinista, en el que unos pocos gramos de más pueden resultar ser un suplicio a largo plazo, por lo que los materiales de calidad, frente al coste inicial, a la larga será mucho más baratos.

La selección de las herramientas que has de usar para la ejecución de tu proyecto es fundamental para el éxito del mismo. Debes de elegir las herramientas SW más adecuadas para que se conviertan en una ayuda y no sean el motivo que te obligue a abandonar. Son el medio y no la misión.

La selección de herramientas en tu propia organización o en cloud pueden ayudarte a reducir los costes, pero deberás de entender las pérdidas que conlleva una respecto a otra, en especial en temas de seguridad. Una herramienta que no se ajuste bien e integre con tu organización a la larga te costará mucho más trabajo mantenerla y su coste se multiplicará.

5. ENTRENAMIENTO

entrenatConocer la teoría y tener las herramientas no es suficiente para poder comenzar. Muchas veces la realidad es bien diferente a la teoría y requiere de experiencia para poder aplicar los conocimientos que se han adquirido. La mejor forma de entrenar es comenzar a poner en práctica las técnicas aprendidas con las herramientas elegidas.

6. PLANIFICACIÓN

Planifica una ruta adecuada al conocimiento que tengas, las herramientas de que dispongas, así como a las capacidades que poseas. Planifica el coste que tendrás, dónde quieres llegar, las leyes  que regirán, las caminos que tomarás y las opciones que tendrás a tu disposición en las diferentes etapas, los tiempos y recursos necesarios.

7. PRUEBAS

Realiza una o varias pruebas sobre ámbitos controlados o fáciles de aplicar. Prueba que eres capaz de cumplir tu planificación, estudia los fallos y aprende de las millones de formas diferentes en las que no se consigue el objetivo.

8. APOYO ESPECIALIZADO

ayudandoUn buen guía es fundamental. No es una opción en función de qué tipo de ruta se quiera hacer, sino una necesidad. La pertenencia a un grupo es otra forma de comenzar. Allí encontrarás personas con las mismas inquietudes y de las que puedes aprender y obtener compañeros de viaje para tu salida. Sus experiencias son un complemento perfecto a los trabajos de investigación que ya hayas hecho por tu cuenta.

9. INICIO

Sabes que tienes la preparación, el conocimiento, el equipo, la compañía necesaria, la motivación y el control, da el primer paso y si ves que algo no te sigue, da la vuelta y comienza de nuevo.

10. SEGUIMIENTO

Ponte hitos cercanos y asumibles, y cuando llegues a ellos EVALÚA:

  • Evalúa si la investigación y los datos que tienes son adecuados a la situación.
  • Evalúa si sigues teniendo el control y tienes la suficiente motivación para seguir.
  • Evalúa si la metodología que estás utilizando es suficiente y está teniendo resultados.
  • Evalúa si las herramientas son las adecuadas y están dando resultado.
  • Evalúa si tu entrenamiento es el adecuado y eres capaz de continuar.
  • Evalúa si tu planificación fue realista y estás completándola en tiempo y forma.
  • Evalúa las pruebas que hiciste si son suficientes para saber si las conclusiones que sacaste son adecuadas.
  • Evalúa si tu apoyo es suficiente o necesitas más.
  • Evalúa si estás avanzando desde el inicio y si ya se nota el trabajo.

Pero sobre todo: DECIDE: decide si tienes que continuar, parar, cambiar o retroceder.

“Cuando me pongo a subir, me fijo metas cortas para llegar, metas en las que me planteo si puedo seguir o no. No me empeño en seguir el plan, ni me empeño en subir a toda costa, sólo paro, pienso y decido qué hacer. Este simple hecho es el que te salva la vida

subir

Se consciente de que cada hito es una oportunidad nueva para redirigir el rumbo, no es un simple punto más del camino que debes de andar.

11. FINALIZACION

Desciende con un montón de tiempo para volver con seguridad. Ten en cuenta que el descenso es difícil y peligroso. Cuando subes ves perfectamente tu objetivo y lo que tienes delante, en la bajada vas de espalda y no ves el objetivo. Concéntrate:

  • En encontrar buenos puntos de apoyo.
  • En buscar la mejor senda.
  • Ten mucho cuidado al hacer rappel; el rappel tiende a tener altos índices de accidentes porque la gente se cansa, ha colocado mal algo, hay eslingas rotas, y por lo general no se está tan alerta como se necesita.
  • Piensa en la caída de rocas, avalanchas y nieve débil.
  • Mantente asegurado con la cuerda, si no tienes cuerda y caes por una grieta…
Un proyecto no finaliza hasta que se ha comprobado que los requisitos por los que se decidió emprender el proyecto se han cumplido. El final de un proyecto es un momento de autocrítica, debemos entender qué salió mal o simplemente no fue como esperábamos.

Debemos documentar, y analizar los caminos, que pese a que no estaban previstos, tuvimos que tomar durante el desarrollo para futuros proyectos.

Como dijo Henry Ford has de buscar aquello que no fue bien para poder empezar el siguiente proyecto siendo más inteligente. Si no fallas en nada, no habrás tenido la oportunidad de ser más inteligente.

llegada

“El fracaso es sólo la oportunidad de comenzar de nuevo pero de forma más inteligente”.

12. MANTENIMIENTO

  • No desperdicies todo lo conseguido y sigue mejorando.
  • Nunca vayas sólo.
  • Cancelar un proyecto a tiempo es una opción válida. No ser capaz de darse cuenta de la situación no es un fracaso, es ser un ignorante.
  • Si fracasas, aprende.
  • Nunca olvides que colaboras con personas que necesitan motivación y liderazgo.

Deja un comentario