Lo malo no es no contestar, sino no saber la respuesta

Hace ya más de un trimestre de esta noticia, una noticia que resumía el tremendo espectáculo que fue la campaña estadounidense, en la que se trató más la forma, que el fondo de los temas o las respuestas a las preguntas formuladas.

Bien es cierto que esta noticia sería de rabiosa actualidad en este momento, si en vez de tratar sobre las elecciones americanas, se hiciera una encuesta a los 197 líderes políticos de los países de la tierra. Esta encuesta sería fundamental para entender cómo es la respuesta de cada país, frente a la importancia de la seguridad de sus ciudadanos. Este método sería una buena forma de romper los prejuicios que tenemos de muchos de ellos, y veríamos cómo aparecen nuevas agrupaciones y alianzas, basadas en la forma común de ver los problemas.

Los ingenieros nunca serán políticos

Siempre me he preguntado cómo es posible que en las campañas electorales no se haga un Máximo Común Divisor de cada una de las medidas que propone cada partido, y luego se hiciera un Modelo Unificado de Medidas, donde se vieran qué partidos comparten qué medidas y así poder entender claramente, para el resto de los ciudadanos, qué puntos son compartidos y cuáles no.

Imaginemos que pudiéramos elegir qué medidas te gustaría proponer, y una simple aplicación te dijera qué partido se aproxima más o menos a tu forma de pensar. Sería un éxito de cara a la aprobación de presupuestos, alianzas, decisiones, y demás actividades, puesto que todo sería claro y conciso.

Lamentablemente no creo que podamos llegar nunca a tener un control tan claro de las posturas de un partido u otro, pero sí que deberíamos exigir tener respuesta a ciertas preguntas, sobre todo si la seguridad de tu país, pueblo, vecinos, familia, etc. está en juego.

Las preguntas sin respuesta

Lo malo es no saber la respuestaLas preguntas sobre las que me gustaría dibujar un mapa de la seguridad del mundo serían:

  • ¿Existe un derecho explícito o implícito de la privacidad de la información de los ciudadanos?
  • ¿Cuál es la máxima privacidad posible que podemos perder, para que el gobierno ayude a mantener la seguridad  de sus ciudadanos?
  • ¿Cuál es el nivel de protección, en materia de Ciberseguridad, que un país está dispuesto a tener?
  • ¿Debería un gobierno actuar allí donde se producen las causas de los ciberataques?
  • ¿Hasta dónde se debería llegar para proteger los equipamientos tecnológicos (IoT) de los ciudadanos, por parte del gobierno, para garantizar la seguridad de los mismos?
  • ¿Debería un gobierno obligar a las empresas privadas a establecer procesos seguros dentro de su actividad?
  • ¿Cuál es el porcentaje de presupuesto mínimo que se debería invertir en fortalecer la Ciberseguridad del país?
  • ¿Desde cuándo deberían los sistemas de educación invertir en formación en materia de Ciberseguridad?
  • ¿Es proporcional el gasto en defensa física y en el ciberespacio?
  • ¿Está dispuesto el gobierno a perder el control humano en virtud de una inteligencia artificial capaz de decidir?

Las necesidades siguen siendo las mismas

Cualquiera de estas preguntas daría para un artículo, pero este no era el objetivo de este post. El objetivo era poner de manifiesto la importancia que debería tener la seguridad en los planteamientos de los gobiernos desde el inicio de las campañas.

Es curioso cómo nos olvidamos rápidamente de las necesidades del ser humano cuando “creemos” dar por superados algunos niveles. En el nuevo mundo en el que nos encontramos, no deberíamos dar por supuesto ciertos niveles de necesidades básicas.

No tenemos garantizada la seguridad del ciberespacio, y esta es una premisa válida para los 197 países del mundo.

Quizás una buena ayuda sería ver qué hace cada gobierno, si todos tuvieran que poner qué presupuesto se gastan, en porcentaje, en esta pirámide. Seguro que a más de uno se le caería de lado la pirámide al no tener suficiente base.

Origen: Diez preguntas sobre ciberseguridad que Trump y Clinton deben contestar

Puedes valorar la entrada: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)

Cargando…

Una respuesta a “Lo malo no es no contestar, sino no saber la respuesta”

  1. Nice post..THanks for sharing

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.